domingo, 6 de enero de 2013

LAS DIEZ ENTRADAS MÁS LEÍDAS


Son fechas propicias para, por un lado, hacer balance o repaso del año que se acaba de ir. Y, por otro, plantear propósitos para el año que comienza. Respecto a esto último, mi propósito para este nuevo año es muy sencillo: no tener ningún propósito, que la vida fluya. Y respecto a lo primero, he decidido hacer algo nada original: un “ranking” de las entradas más leídas de este blog en su año largo de existencia. Simplemente por curiosidad personal, sin intención de realizar ningún tipo de análisis sesudo ni de obtener conclusión alguna. Ya que nuestro Gran Hermano Google, que todo lo ve, nos ofrece estas estadísticas he echado un vistazo y reconozco, eso sí, que me he llevado alguna sorpresa.

Estas son las diez entradas más leídas:

1.    “La insoportable levedad de la arquitectura actual.”

2.    “Carta a Ricardo Aroca”.

3.    “Los diez mandamientos de la urba.”

4.    “Que no te la den con queso.”

5.    “Amor no correspondido.”

6.    “Cabo de Hornos.”

7.    “Películas románticas.”

8.    “Una regata de locos.”

9.    “Cine y arquitectura (1): patios de vecindad.”

10.  “Travesía atlántica (2).”

8 comentarios:

sara garcía dijo...

sigue así, curioso blog echo november echo. No estaría mal que un propósito para este año sea publicar sobre la generación de jóvenes de hoy en día desde tu punto de vista. (Lo dejo caer)

Bernardo I. García de la Torre dijo...

No será que tienes que hacer un trabajo sobre ese tema ¿no? Es broma. Tomo nota de tu propuesta. Ya es bastante gratificante que personas de tu edad se interesan por leer cosas de este blog. Y como decís los de vuestra generación: "sin más."

sara garcía dijo...

mejor dicho "en plan". No, no es que tenga que hacer un trabajo tranquilo, es que los de mi generación no hacemos más que escuchar que somos unos incultos, que no tenemos educación, que en el futuro nos preguntaremos y que hacemos ahora (como si no tuviéramos ninguna posibilidad de trabajar y disfrutar de la vida porque no tendremos nada que hacer entonces). Simplemente escuchar distintas opiniones que han pasado por estas edades y que diferencias ven en los jóvenes de hoy en día y en vuestra juventud vivida.

Anónimo dijo...

Sara,

Tengo una hija de 17 años en la que me veo reflejada cada día. No sé si a los demás padres les pasará lo mismo, pero entiendo vuestros problemas, vuestras actitudes, vuestros miedos, vuestros intereses...porque eran muy parecidos a los míos. El salto generacional no es tan grande como el que nosotros tuvimos con nuestros padres. Al menos en mi caso así ha sido.

Pero me parece que tu propuesta es interesante, ahora a ver si nuestro bloguero se anima.

En plan.

Un saludo a los dos,

Teresa

Bernardo I. García de la Torre dijo...

A Sara le queda ya muy poquito para cumplir los 17, así que andamos a la par. Por "aclamación" veo que no me va a quedar más remedio que animarme y recoger la propuesta. Espero responder en breve.

José Luis Ferreira dijo...

Me apunto a la petición, que también tengo una de 17 y otra de 11 que apunta maneras. (Yo tampoco tengo que hacer un trabajo.) Estoy con Teresa en eso de que el salto generacional no es tan grande como el que tuvimos nosotros, pero no sé si eso les dirá algo a nuestros hijos.

Saludos a todos.

Bernardo I. García de la Torre dijo...

Bueno, pues ya somos tres para formar un club de "padres y madres con hijas en torno a los 17".

José Luis Ferreira dijo...

Efímero club en cualquier caso :)