sábado, 19 de diciembre de 2015

EN BUSCA DE LOS ALISIOS (2)


Estos días se cumplen diez años de aquel viaje. Y puedo caer en la tentación de decir aquello de que “aquel viaje marcó mi vida…dejó una huella imborrable…hubo un antes y un después…” No sé hasta qué punto en mi caso pueden ser ciertas esas afirmaciones. Lo que sí es cierto es que con la edición de este documental he vuelto a disfrutar de mi primera travesía atlántica. Y ahí lo voy a dejar, no quiero ponerme ñoño.

Este trabajo se lo debía a mis compañeros de travesía y, aunque “con unas cuantas lunas de retraso”, aquí está. Cuando embarqué en el NUI con mi cámara a cuestas no llevaba ningún guion preparado, no sabía realmente lo que me esperaba allí afuera. Así que fui grabando imágenes y sonido de forma intuitiva, sin pensar en el resultado final. Eso sí, descubriendo la dificultad de hacerlo sobre algo que no para de moverse, con un viento que sopla a menudo y con un océano que salpica agua salada.

Y ahora me ha tocado unir todos esos fragmentos e intentar construir una parte, al menos, de aquella historia. Las más de cinco horas de grabación se han quedado en poco menos de una. Y esa labor de síntesis, de recortes (en el buen sentido) siempre resulta difícil y dolorosa, pero necesaria (ya nos hemos tragado todos demasiados vídeos interminables e infumables de vacaciones, bodas y demás zarandajas).
Una vez más tengo que agradecer la generosidad de The Godoys Wonderers al aportar la canción de cierre, que resume muy bien lo que fue aquel viaje:

“the sea has been just like my mum,
living with fishes,
surrounded by nature,
breathing fresh air grew up.
We are one, we are one”.

Y quiero felicitar a Santi Vega, que nos acompañó en la primera parte del viaje (con su guitarra), por su reciente nominación a los Premios Goya gracias a su banda sonora para la película “El teatro del más allá”.

Soy consciente de que el estreno de “En busca de los alisios” coincide con el de la séptima entrega de “Star Wars”. Lo siento por George Lucas y los suyos. Ellos tendrán el halcón milenario pero nosotros siempre tendremos el NUI. Que la fuerza y los buenos vientos (echo-november-echo) os acompañen.

La película:


Y la versión reducida, el tráiler, para los que cincuenta y ocho minutos de cine sean demasiados:




9 comentarios:

Anónimo dijo...

Tiembla George Lucas, que viene Bernardo.
Gracias por compartir esta experiencia. Pero... que la fuerza te acompañe, porque lo que es a mí no me pillas en una de esas.

Teresa

Bernardo I. García de la Torre dijo...

Espero que "otra de esas" llegue lo antes posible. Una vez que el veneno de la navegación entra en uno ya no hay antídoto posible. Será que aún no lo has probado lo suficiente.

Y ya le gustaría a Lucas contar para sus superproducciones con nuestro "monstruo marino".

Anónimo dijo...

Hola Bernardo

Muchas gracias por el video, esta muy bien hecho, felicidades por el trabajo que has hecho.
Yo estoy ahora mismo en el caribe en otro barco.
Me vendi la empresa de charter, y ahora tengo una empresa de construccion de barcos, www.mestralmarineworks.com

Un saludo a todos

Toni

Anónimo dijo...

Hola Bernardo,
muchas gracias por la película. Es fantástica! Al verla me parecía que había pasado tan poco tiempo.
Espero que sigamos en contacto. Te deseo Felices Fiestas y un próspero Año Nuevo.
Un abrazo muy fuerte, Alfonso

miguel angel garcia dijo...

ESE PIRULO. QUE RECUERDOS.........

Bernardo I. García de la Torre dijo...

Toni, Alfonso,

Me alegra mucho tener noticias vuestras y haber podido cumplir, por fin, mi promesa. Era una deuda que tenía con vosotros. Es cierto que al ver el documental parece que ha pasado mucho menos tiempo. Seguiremos en contacto.

Un abrazo.

Bernardo I. García de la Torre dijo...

Pues sí, Miguel. Al final el pirulo llegó, con suspense, a su lugar de destino. Justo cuando los Lunnis iniciaban su andadura.

Saludos.

Anónimo dijo...

Enhorabuena a toda la tripulación por tan magnífica aventura. Podéis sentidos unos privilegiados por haberla vivido. Desde luego, un viaje así marca el rumbo del resto de la vida. Felicidades por llevarlo a cabo.

Diez años para montar el vídeo avalan dicha aventura! ;)

Por cierto... ¿Toni es valenciano? Yo aprendí con un Toni, a bordo del SirocoDiez, que tenía una empresa de chárter en Valencia.


Saludos cordiales,
Rafa.

Bernardo I. García de la Torre dijo...

Hola Rafa (de Islares, supongo),

En realidad la edición del vídeo la inicié en primavera de este 2015. El "retraso" se debió a un problema técnico con los archivos de las imágenes que han pasado casi diez años "en coma", por decirlo de alguna forma.

Toni Weijl, el patrón del NUI, es catalán. Cuando hicimos la travesía tenía una empresa de chárter, Latitud 42, con base en Barcelona. Ahora tiene una empresa que se dedica a la construcción y reparación de barcos. También ha sido regatista, participando en alguna Mini Transat.

¿Pasas la Nochevieja en casa o navegando? Saludos y buena singladura.